Blog

La familia y su importancia en las relaciones humanas

08.09.2012 12:11

Todos pensamos en la familia, pero pocos nos detenemos a pensar sobre su concepto y correspondencia en las relaciones humanas:

 

Hablar de la familia, es hablar de estructuras complejas que encierran diferentes miradas y puntos de vista.  No obstante para el desarrollo de este artículo asumiré la familia como un sistema de interrelaciones biopsicosociales que median entre el individuo, la sociedad y la cultura.  Basada en funciones centrales de socialización para las nuevas generaciones como la prolongación de la cultura, la reproducción de la especie y la creación de vínculos afectivos. 

Al ser una institución de estándar mundial es transcultural; con cambios a través de la historia que además dependen del contexto geográfico que permiten delimitar formas culturales y de socialización familiar diferentes (Gutiérrez de Pineda, 1975). Establecida desde una estructura variada que obedece al tipo de unión y de conformación familiar.

La familia juega un papel muy importante en la sociedad  y en la cultura, ya que influye de manera significativa en la construcción de las dinámicas relacionales que a la vez la permean, la influencian y la afectan por el conjunto de factores políticos, sociales, económicos y culturales que se interrelacionan y que dan lugar a un sin número de dinámicas y relaciones nuevas. Esto implica entonces considerar a la familia dentro de la sociedad y la cultura como un espacio de influencia reciproca en los procesos de producción y reproducción social (Palacio, 2000)

La familia por tanto es generadora de hábitos, estilos de vida, sistemas de valores, normas, actitudes y comportamientos, que a su vez se reproducen y son elementos constitutivos de la cultura y la sociedad. De  tal manera que no se puede mirar aisladamente a la familia sin una interrelación con el contexto social y cultural donde se ubica.

 

Autora: Claudia Milena Pabón Echeverry

 

Bibliografía

  • Gutiérrez de Pineda, Virginia. 1975. Estructura, Función y Cambio de Familia en Colombia. Editorial Universidad de Antioquia.
  • Palacio,  María Cristina. 2000.  “Visión interdisciplinaria de la problemática familiar” en “Reflexiones para la intervención en la problemática familiar”, Pag. 80.

 

 

Inteligencia emocional

06.09.2012 23:30

El propósito de este artículo es mostrar la importancia del concepto de Inteligencia emocional en las relaciones sociales, como un referente clave a la hora de comunicarnos.  Este se basa en la capacidad de controlar las emociones y sentimientos de uno mismo y de los demás.  La inteligencia emocional requiere de una serie de habilidades sociales y rasgos de la personalidad que permiten al ser humano relacionarse de forma apropiada con los otros, incluyendo la capacidad de resolver problemas, autonomía, capacidad de adaptación, simpatía, amabilidad, respeto, entre otros. 

Surge como termino en el año de 1990 por profesores de la Universidad de Harvard y de la New Hampshire, pero adquiere mayor auge en 1995 con Daniel Goleman, quien convierte el tema en un best-seller. 

La inteligencia emocional permitió asumir dentro de las organizaciones empresariales otros tipos de inteligencia diferentes a la admitida tradicionalmente, reconociendo que no sólo un coeficiente intelectual alto podía permitir el éxito de una persona, sino que también dependía de otros elementos como la capacidad de controlar las emociones, habilidades sociales, conciencia de sí mismo, la empatía o la motivación.  Así fue como las organizaciones empresariales dieron un salto mayor en los últimos años, dando relevancia al tema cuando se trataba de contratar y mantener a los empleados, afirmando que a más nivel de inteligencia emocional mejor capacidad para trabajar en equipo, generar nuevas ideas y asumir riesgos, mientras que a menor nivel se evidenciaba en los profesionales incapacidad de afrontar cambios, resultando ser tóxicos para la organización (Goleman, 1998)

La inteligencia emocional no se debe quedar sólo en el plano de lo laboral, sino en todos los espacios de interacción cotidiana; como la familia, la escuela, nuestros espacios sociales, con nuestra pareja etc. Ya que si establecemos como habito la inteligencia emocional en la construcción de nuestras relaciones podremos tener mejores niveles de comunicación, mayor conciencia sobre nuestras emociones, mejor percepción y expresión emocional, control de los impulsos y pensamientos negativos, más optimismo, elevación de autoestima y una mejor motivación.

 

 

Autora: Claudia Milena Pabón Echeverry

 

BIBLIOGRAFÍA

  • Goleman, D. 1995. Inteligencia Emocional.  Editorial Kairos. Barcelona
  • Goleman, D. 1998. La Práctica de la Inteligencia Emocional.  Editorial Kairos. Barcelona

 

 

¿Qué es la violencia basada en género o violencia contra la mujer?

05.09.2012 01:13

La violencia basada en el género o violencia contra la mujer es una de las expresiones más negativas que alteran de forma drástica escenarios construidos desde los vínculos primarios de afecto y tejido social.  Esta violencia causa daños en las relaciones de convivencia y es una grave vulneración a los derechos humanos.

La Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer, adoptada por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas en 1993. La define como “todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada”.

Puede ocurrir en el ámbito público y en el privado. Por ejemplo en el trabajo, en la escuela, y o en la comunidad en general.  El hogar es el ámbito donde ocurre con mayor frecuencia la “violencia intrafamiliar”, siendo la mujer quien más se ve afectada.

Una de las cacusas que la originan son las relaciones desiguales de poder establecidas y aceptadas por un orden socialmente construido que determina una jerarquía y poder diferente para hombres y mujeres. Este orden subordina a la mujer con respecto a los hombres, quienes a su vez ejercen poder sobre ellas de distintas maneras, utilizando la violencia como manifestación de ese poder.  Esta violencia no es sólo una manifestación de la desigualdad de género, sino que a menudo sirve como instrumento para hacer cumplir y perpetuar tal desigualdad en la práctica.

Se habla de 4  tipos de violencia basada en el género.  Estos se agrupan en: violencia física, violencia sexual, violencia psicológica y violencia patrimonial o económica, este último se refiere a la restricción del acceso a los recursos financieros o de otro tipo como instrumentos de control y sometimiento. Dependiendo del ámbito en el cual la violencia sea perpetrada, ésta puede ser agrupada de la siguiente manera:

 

  • En la familia, incluye maltrato verbal y físico, abuso sexual frente algún integrante del hogar,  la mutilación genital y otras prácticas tradicionales que afectan la salud de la mujer, los crímenes de honor, los crímenes de pasión, los actos de violencia perpetrados por otros miembros de la familia y la violencia relacionada con la explotación.

 

  • En la comunidad: incluye maltrato físico y verbal,  la violación, el abuso sexual, el acoso y la intimidación sexuales en el trabajo, en instituciones educativas, u otro lugar de caracter público, la pornografía infantil, la trata de mujeres y niñas, y la prostitución forzada.

 

Otros actos de violencia basada en el género son aquellos que violan los derechos humanos de las mujeres en situación de conflictos armados; en particular el asesinato, el abuso sexual o violación, la esclavitud sexual y el embarazo forzado.

 

También son considerados violencia basada en el género las esterilizaciones forzadas, el uso obligado de anticonceptivos, el infanticidio femenino, los abortos forzados, la selección prenatal del sexo del bebé, los ataques con ácido,  los crímenes raciales, el reclutamiento forzado, la venta de niñas, y los matrimonios a edad temprana.

 

La violencia basada en el género afecta a toda la población, sin distinguir edad, raza, creencia religiosa, condición social o situación económica. Con el hecho de ser mujer se convierte en objeto de violencia basada en el género. Sin embargo es importante destacar que algunas mujeres o más bien algunos grupos de mujeres presentan mayor vulnerabilidad.  Así por ejemplo se identifican entre esos grupos específicos a: mujeres que pertenecen a minorías étnicas, mujeres refugiadas y/o migrantes, mujeres campesinas,  indigentes, en instituciones o detenidas; niñas, mujeres con discapacidades, mujeres mayores; mujeres desplazadas, repatriadas, o viviendo en pobreza; y mujeres en situaciones de conflictos armados, ocupación extranjera, guerras de agresión, guerras civiles y terrorismo, incluyendo la toma de rehenes.

 

Y por último es importante tener en cuenta que los Estados tiene la obligación de actuar con la debida diligencia para prevenir, investigar y sancionar la violencia contra la mujer.

 

 

Autora: Claudia Milena Pabón Echeverry

 

Referencias Bibliográficas

 

  1. Información General América Latina y el Caribe  Grupo Parlamentario Interamericano sobre Población y Desarrollo (GPI). Escrito por Luisa Kislinger y editado por Dina Cedano, GPI. Primera Edición, noviembre 2005. Esta publicación es posible gracias al generoso apoyo del Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM).
  2. https://www.who.int/gender/violence/who_multicountry_study/summary_report/chapter2/es/index2.html

 

<< 1 | 2